1 de julio de 2010








Esta semana me la he tomado de vacaciones caseras. Tengo muchas mini tareas que hacer, pero sin ninguna prisa ni presión.
Así que, entre otras cosas, me he puesto a abrir armarios y cajas buscando cosas guardadas hace años para hacerles sesiones de fotos y volver a meterlas en su sitio hasta dentro de unos cuantos años más.
Para empezar he encontrado mi antigua colección de bolas de nieve. Cuando era pequeña todo el mundo que iba a cualquier sitio me una. Tengo más de cincuenta! Pero sólo valían las de sitios (Cobi y Curro son la excepción porque eran de acontecimientos importantes, el asunto es que no podía ser una bailarina o unas conchas del mar, así en general). Básicamente las hay de media Francia, varias europeas y algunas de Estados Unidos. Y, no me preguntéis porqué, una buena colección de vírgenes... Además he descubierto que el agua de dentro no es eterna, se evapora, lo que da un poco de pena, aunque ahora que están a medias tienen un punto interesante, entre bonito por antiguo y macabro por todos los sitios a medio ahogar...

(Ah! Y estad atentos porque esta semana haré un sorteo con un par de cosillas de la colección!)

These week I'm having a relaxed house-holidays. I have lots of tiny things to do, but without any stress or rush.
For example, i decided to open some old boxes and wardrobes to discover hidden stuff, make some photos and put them inside again for some more years.
I found my old colection of Snow Balls. When I was a kid everybody used to bring me one from their travels and I have more than fifty! They had to be from a place, not a ballerina or some sea things, that was cheat! I have a lot from France, some from Europe, some more from the States and, strangely, not few virgins! Don't ask me why... I realised that the water inside is not forever, but now they are in an interesting point, between old and beauty and macabre for the places half-under the water...

(Oh! and stay alert because I'm planning to make a giveaway this week with a couple of things of the collection!)

9 comentarios:

Miss Marble dijo...

Que buena colección! A mi también me encantan las bolas de nieve, creo que lo he dicho alguna vez en el blog, pero ni por asomo tengo tantas como tú. Tienen un punto romántico que las hace muy bonitas.
Bs!

Tracy dijo...

Qué colección más bonita, a todas de niñas nos han gustado.

Bea dijo...

mi novio empezó esa colección hace un año o así. lo peor es q tienen q ser regalos así q cada vez q me voy tengo q traerle una, sea de donde sea.
ya tiene unas 30 y ahora q viene el verano, me imagino q pegará un estirón la colección.
Por cierto, me ha encantado la colección!

ameskeria dijo...

la de curro es un puntazo!
no sabía yo eso de que se les escapa el agua...
y qué suerte, un sorteooooooo!!
besines, zita

covi dijo...

Menuda colección de bolas! nunca había visto tantas así juntitas (me encanta la de cobi ;) )
Los cambios que has hecho en tu blog también me gustan :)

Bea dijo...

Yo de pequeña siempre deseaba que alguien me regalase alguna y te puedes creer que JAMÁS nadie tuvo el detalle?

latacones dijo...

son objetos mágicos, es verdad. Tengo una de mi primer viaje a Suiza y me encanta verla...

ANA dijo...

Bueno, cuanto me acuerdo de tu colección, por esa época, yo coleccionaba bolas de cristal...que fiebre la de las colecciones..

jokemijn dijo...

:) they look beautiful alltogether.